HERMANDADES DE PENITENCIA DE CÁDIZ

 
     
 

Venerable, Real y Muy Ilustre Archicofradía de la Santísima Resurrección y Penitencia de Nuestro Padre Jesús Atado a la Columna y Azotes y Maria Santísima de las Lagrimas

 
     
 

Datos Históricos

 

Se funda el 18 de abril de 1660 y ese mismo día se establecieron las primeras reglas, erigiéndose canónicamente cinco días después por Decreto del Obispo Fernando de Quesada. Fueron ochenta los hermanos fundadores, siendo don Juan de Texada Carreño el alma de la organización. En 1662 se une a la Cofradía de la Santísima Resurrección, tomando el título de Archicofradía.

 

Sede Canónica y Casa de Hermandad

 

Iglesia Parroquial de San Antonio de Padua.

Casa de Hermandad anexa a la Parroquia.

 

Imágenes

 

La talla del Cristo es obra de Jacinto Pimentel ejecutada en 1660, y bendecida al año siguiente, en madera de cedro, restaurado por Enrique Ortega. Los dos sayones que flagelan al Señor están realizados en madera de pino por el genovés Jácome Mayo, en 1774, al que se le pagaron 2.250 reales de vellón; han sido restauradas por José Miguel Sánchez Peña.

La imagen de María Santísima es obra del también genovés Domenico Giscardi en 1776, y por la que se pagan 450 reales de vellón. Fue restaurada por Antonio Dubé de Luque en 1985.

La corporación cuenta también con un San Juan y un San Pedro, tallas de raigambre genovesa.

 

Pasos Procesionales

 

El paso de misterio está en proceso de realización, tallado por Manuel Montañez en Sevilla,  cuenta con candelabros de guardabrisas en maderas oscuras, que han sido barnizados por Javier del Amo Varona en 2001. La cartela frontal representa la Resurrección y las de las esquinas a los Doctores de la Iglesia son obra de Luis González Rey que se de realizan desde 2012. El dorado del paso lo ejecuta la sanluqueña Felisa García Llaneras.

La Virgen de las Lágrimas fue la primera dolorosa en procesionar en Cádiz bajo palio en 1925, ya que anteriormente se hacía en templetes. La orfebrería de los respiraderos y la peana son de Seco Velasco y los varales de Villarreal; los candelabros de cola (de nueve luces cada uno) y la candelería (de noventa y seis piezas) están trabajados en los talleres de Hijos de Juan Fernández. Los bordados de las bambalinas del palio están realizados por Jaime Zaragoza en Cádiz, bajo diseño del citado bordador inspirados en los realizados por Juan Carlos Romero, bordador que realiza la que hoy es la bambalina trasera interior.

 

Escudo y Hábito Procesional

 

Blasón partido, en cuyos campos queda representados la columna y azotes, y el escudo real, rematado por corona de la que cuelga el toisón de oro; enmarcado el conjunto entre dos palmas.

Los penitentes visten túnicas de cola, cíngulos y capirotes morados.

 

Actos y Cultos

 

Triduo en Cuaresma; así como, otro en honor a la Virgen en el mes de septiembre.

 

Enseres destacados y Corona de la Virgen

 

El más importante es la columna de plata cincelada a la que está atada el Señor, fue donada en 1666 por dos hermanos marines el capitán Simón de Sierra Fonseca y el capitán Velázquez Larios, cofundadores de la Cofradía. La misma fue realizada en México por Francisco Suárez.

De inspiración manierista, se presenta con bajo canasto sobre zócalo de ovetas y perlones. Decoración geométrica y flores de lis. Altos imperiales que suben formando una pequeña palmera de la que emerge la Cruz. La ráfaga no presenta ni estrella ni decoración interior. Sobre un arco decorado igual que el zócalo, aparecen los haces de rayos alternados con candelieri. Fue realizada por Seco Velasco en 1925 en plata sobredorada.

 

Marchas dedicadas

 

Lágrimas (1960) de José Cubiles, curiosamente dedicada al Señor y no a la dolorosa, Lágrimas de San Antonio de Francisco Cintado, estrenada en 2002, Lágrimas de María de Francisco Carrasco Córdoba (2003) y Pañuelo de Lágrimas de Julio Pardo Melero (2003). Para Banda de Cornetas y Tambores, el Señor tiene dedicada la marcha A tu corazón mis lágrimas de Isaac Gómez y Pedro Muñiz.

 
 
 

 VOLVER