HERMANDADES DE PENITENCIA DE CÁDIZ

 
     
 

Real y Venerable Hermandad y Cofradía de Penitencia del Santísimo Cristo del Descendimiento de la Santa Cruz, María Santísima en su Quinta Angustia y Nuestra Señora de los Dolores

 
     
 

Datos Históricos

 

De la devoción de la familia Omaña origina la fundación de la Cofradía, tras conocer el misterio de la Quinta Angustia de Sevilla, surge esta corporación en el año 1664. El misterio se instala en la casa de la familia Omaña, pero tal era la afluencia de devotos que las imágenes se trasladan al desaparecido Convento de la Candelaria, donde tenía capilla propia.

La Hermandad tuvo varias sedes canónicas: San Antonio, Santo Domingo (donde son quemadas las imágenes en los disturbios de 1936), San Francisco, Convento del Carmen…, hasta que se fija su sede en San Lorenzo en 1952.

En 2013 los hermanos en Cabildo deciden incorporar al título de la Hermandad como Titular a María Santísima en su Quinta Angustia, decisión que refrenda el Secretariado Diocesano para las Hermandades y Cofradías en la Cuaresma de 2014.

 

Sede Canónica y Casa de Hermandad

 

Iglesia Parroquial de San Lorenzo Mártir.

Casa de Hermandad en la calle Hospital de Mujeres.

 

Imágenes

 

La Cofradía ha contado con numerosas tallas de Cristo, la primera, posiblemente del círculo de Pedro Roldán, se quemó en los sucesos de 1936; tras esto se encarga una nueva imagen a José Bottaro, que será sustituida, finalmente, por la actual de Francisco Buiza Fernández, realizada en 1978.

La talla de Nuestra Señora de los Dolores también es obra de Buiza, de 1978, que sustituye a una anterior de escuela valenciana, del siglo XVIII, imagen esta última que ha sufrido numerosas restauraciones caso de la realizada por  Miguel José Láinez Capote, en 1940, o por Luis González Rey en 2003 (quien hace un nuevo candelero y la estructura de forma sedente), que se conserva hoy bajo la advocación de María Santísima en su Quinta Angustia. En años venideros es deseo de la corporación que la Virgen de la Quinta Angustia procesione en el paso de misterio (como hizo en la Magna de 2012), pasando la talla de Ntra. Sra. de los Dolores a realizar estación de penitencia bajo paso de cúpula o templete.

El misterio lo completan las tallas de los Santos Varones, José de Arimatea y Nicodemo, realizados por Francisco Berlanga en 1985 bajo modelos de Buiza, a los que González Rey les realiza nuevo cuerpo en 1998; además de María Magdalena (1991), San Juan (1992), (estas dos sustituyen a otras imágenes anónimas del siglo XVIII) María Salomé (1993) y María Cleofás (1993) todas tallas de González Rey.

 

Paso Procesional

 

El único paso, de momento,  que procesiona es de estilo barroco, de líneas rectas en planta, alzado y perfil, tallado en maderas oscuras por el gaditano Antonio Velázquez, en 1979. Lleva aplicaciones de orfebrería plateada de los talleres de Viuda de Villarreal del mismo año. Las cartelas son obra de Luis González Rey (2011). Se ilumina con cuatro faroles de orfebrería realizados por el taller de Nietos de Juan Fernández en Sevilla (2016)

 

Escudo y Hábito Procesional

 

Enmarcada por ramas de olivo la Cruz sobre la que reposan las escaleras. Se remata el conjunto con la Corona Real, por ser el Rey Juan Carlos I hermano mayor honorario.

Los penitentes visten túnicas y capirotes negros.

 

Actos y Cultos

 

Triduo durante la tercera semana de Cuaresma; así como, otro en honor a la Virgen en el mes de septiembre. Besapies y Vía Crucis en Cuaresma. Rosario con la Virgen de los Dolores. Todos los años entrega el galardón de la 'Rosa Natural'.

 

Enseres destacados y Corona de la Virgen

 

Destaca un manto bordado en oro del siglo XVII, restaurado por las monjas del Salvador, de Jerez, en 1973. Saya de la Virgen de color granate restaurada en 1984, saya negra pasada en 1987, Bandera (1988), Senatus (1990) y Simpecado (2001), que cuenta con la representación de la Inmaculada al estilo peruano, todo ello obra de Juan Carlos Romero Pérez.

La corona es realizada por Orfebrería Mallol en 1994 en plata dorada, bajo diseño de Juan Carlos Romero Pérez. De estilo barroco, de bajo canasto con decoración vegetal y de rocalla que en el centro luce el escudo de la Hermandad. Ocho voluminosos imperiales son recorridos por palmas y coronados por ces palmeadas que sirven de peana a las figuras de la Santísima Trinidad. La ráfaga está compuesta por tres lóbulos siendo el central menor que los laterales. Se decora con nubes, rocallas, seis estrellas, el sol y la luna. De esta exuberante decoración parten los rayos rectos y ondulados.

 
 
 

 VOLVER